Obediencia

La Obediencia Clase Internacional (OCI) se creó con el ánimo de profundizar más en el control sobre nuestro perro. Su reglamento fue aprobado por la Real Sociedad Canina de España en el año 2002 y las primeras pruebas tuvieron lugar en el año 2005. Esta modalidad deportiva se inició en los años 70 en el Reino Unido y poco a poco fue extendiéndose por todo el mundo y ganando seguidores.

A diferencia de otras modalidades de Obediencia Deportiva, en las que se incluye la modalidad de guarda y defensa, no es necesario que el perro tenga que poseer una serie de facultades indispensables tales como buena mordida, tamaño determinado, “temperamento”, etc.

El trabajo que realizamos bajo este tipo de Obediencia va encaminado a conseguir que perro y guía se compenetren perfectamente, buscando siempre una disposición positiva, porte alegre y voluntarioso, tal como reza en el Reglamento Nacional de Obediencia.